Relaciones en Igualdad

Conocí a un chico con un pene pequeño PDF Imprimir E-mail

Hola:

Conocí a un chico y a la hora de mantener relaciones sexuales descubrí que tenía un pene bastante pequeño, calculo que le medía entre 8 y 10 centímetros erecto, aproximadamente.
Entre los nervios de la primera vez con él, el lugar (que no era el más apropiado para innovar con las posturas) y su tamaño, fue imposible la penetración, no sentí nada. Además, creo que él se puso nervioso y no consiguió llegar al orgasmo al estimular con la mano. Dijo que había bebido pero creo que fue una excusa ya que no tuvo problemas de erección.
Me gustaría volver a intentarlo, pero con su tamaño no sé si conseguirá darme placer. ¿Cuál es el tamaño mínimo que ha de tener un pene para poder penetrar y dar placer? Y, ¿qué posturas son las más adecuadas en estos casos?

Gracias, un saludo.

 

 

Estimada amiga, desde los estudios de Masters y Johnson, en los años cincuenta del siglo pasado, se sabe con certeza que el tamaño del pene no influye en el mayor o menor placer de la mujer, por varias razones: Primero, porque la zona de excitación genital de la mujer se encuentra en la parte externa de la vulva, es decir, labios mayores, labios menores, clítoris (sobre todo ésta) y entrada de la vagina (los tres centímetros externos de la misma) que es donde se forma la “plataforma orgásmica”. El interior de la vagina es prácticamente insensible (no tiene terminaciones nerviosas apenas que produzcan excitación). Por lo tanto, que el pene sea más largo o más corto, no influye en la excitación de la mujer, porque un pene de ocho centímetros es suficiente para estimular los tres centímetros de la entrada vaginal. 

Segundo, esa entrada vaginal de tres centímetros, cuando se excita, se va llenando de sangre y engrosando hasta adaptarse al grosor del pene como un guante a un dedo. Existen evidencias de mujeres que se masturban con un bolígrafo u objeto semejante y no hay pene que tenga un grosor igual o menor que el de un bolígrafo, sino al contrario, suelen ser más gruesos.

Tercero, el órgano excitatorio principal que tenemos, tanto hombres como mujeres, es el cerebro, de manera que si la mente está en clave erótica,  la excitación la produce la mente, siendo los estímulos físicos el complemento excitatorio  que aumenta el placer pero no es imprescindible, ya que se conocen personas que pueden llegar al orgasmo sin tocarse.

Cuarto, para estimular el placer y excitarse, las personas tenemos toda la piel y los cinco sentidos, siendo el coito un estímulo más, pero no el único ni el mejor.  Una pareja puede excitarse por caricias, besos, masajes, mordisquitos, masturbaciones mutuas, felaciones, cunnilingus, pseudocoitos y largo etcétera más. Hacer que tu placer dependa exclusivamente del coito es algo muy reduccionista y limitado, hay que jugar con todo el cuerpo. Dicho esto, si  quieres volver a intentarlo, yo te aconsejaría que jugárais con todo el cuerpo, que os acariciéis en actitud relajada y entregada a la fantasía erótica y que, para el coito, adoptéis la postura que más se adapte, después de probar varias. Por ejemplo, la postura de tú encima de él, sentándote sobre el pene.  Seguro que el tamaño del pene no va a influir para nada en tu placer. Con una condición, que ni tú ni él, estéis preocupados por el tema y pendientes de si el pene funciona o no. La mente preocupada es la peor enemiga del placer y así no se puede disfrutar.  Espero que te sirvan estas explicaciones para que vivas tu sexualidad positivamente. Un saludo cordial, Julián

 

 
Banner

Personaje del mes

Contrahumor




Programa realizado por AHIGE (Asociaci�n de Hombres por la Igualdad de G�nero) y subvencionado por el Instituto de la Juventud del Ministerio de Igualdad

Potenciado por Joomla!. Valid XHTML and CSS.